Adrianistán

El blog de Adrián Arroyo


La Criptonovela del verano: una historia en tres capítulos (Capítulo 1)

- Adrián Arroyo Calle

Este verano el mundo de las criptodivisas nos ha deleitado con tres culebrones. Cada culebrón nos expone fortalezas y debilidades de estos sistemas y lo que es seguro es que forman parte de su historia, para bien o para mal.

Capítulo 1: Bitcoin y su escalabilidad, tamaño del bloque


Esto es una auténtica guerra. Bandos muy definidos, hostilidad, el debate comenzó hace ya tiempo (abril de 2015, puede que antes) pero sigue sin finalizar. ¿Debería Bitcoin aumentar el tamaño de los bloques? Y más inquietante, ¿cómo debería hacerse?

Guerra

El protocolo actual de Bitcoin permite ejecutar un máximo de 7 transacciones por segundo (3 según otras fuentes). Este número era suficiente cuando Bitcoin surgió y solo lo usaban cuatro gatos pero ahora empieza a haber problemas que se agravarían aún más si se consigue popularizar Bitcoin. Por ello, para aumentar el número de transacciones simultáneas se hace preciso aumentar el tamaño del bloque (actualmente 1 MB) que contiene las transacciones pendientes de verificar.

TamañoDelBloque

El límite en el tamaño de los bloques fue una solución temporal creada por Satoshi Nakamoto hasta que se pudieran usar clientes ligeros, sin embargo nunca se ha modificado.

Esta cuestión no ha contado con el consenso habitual que se lograba para implementar otras características. Hay intereses en ambas direcciones. Gavin Andresen y Mike Hearn publicaron ya a finales de 2015 un fork, denominado Bitcoin XT, que implementaba la proposición BIP 101. Además añadía algunas mejoras de seguridad y usabilidad. El objetivo era lograr que el 11 de enero de 2016, al menos el 75% de los nodos de la red Bitcoin funcionasen con Bitcoin XT. Si lo conseguían, conseguirían imponer sus normas y Bitcoin Core (el Bitcoin original) se bifurcaría (un hard fork). Los mineros de cada red seguirían minando pero ya no funcionarían en la misma red, habría dos.

Gavin Andresen, fue el designado por Satoshi Nakamoto para desarrollar Bitcoin Gavin Andresen, fue el designado por Satoshi Nakamoto para desarrollar Bitcoin

Sin embargo esto generó mucha crítica en la comunidad. Por una parte tener dos cadenas de bloques podría suponer un peligro de doble gasto y la credibilidad de Bitcoin se vería afectada por haber "dos bitcoines". Otra crítica tuvo que ver con la privacidad. Bitcoin XT recogía las IP, también de usuarios que usaban Tor. Las críticas llegan al modelo de gobernación de Bitcoin pues en última estancia Bitcoin XT proponía cambiar la manera de tomar decisiones.

Bitcoin XT guardaba las IP de los usuarios rompiendo con la privacidad característica de Bitcoin Bitcoin XT guardaba las IP de los usuarios rompiendo con la privacidad característica de Bitcoin

Más tarde, Satoshi Nakamoto (o alguien que se hacía pasar por él) afirmaba que él veía la necesidad de cambios en Bitcoin Core, pero que Bitcoin XT le parecía peligroso. Finalmente Bitcoin XT no logró sus objetivos.

En este punto vamos a revisar los motivos que exponen aquellos que no quieren aumentar el tamaño del bloque.

  • Las tarifas de transacción son muy bajas y no subirán hasta que el espacio en el bloque sea escaso. Necesitamos un límite de tamaño por bloque para asegurar la escasez y por lo tanto ponerle un precio a las transacciones.

  • ¿Qué pasaría si el mercado fijase un tamaño de bloque tan grande que sólo Google se pudiera permitir mantener funcionando nodos completos?

  • ¿Y si las tarifas de transacción fijadas por el mercado no pagan lo suficiente como para mantener un poder computacional que proteja a la red de otros adversarios económicamente fuertes?

  • ¿Y si la competencia resulta en que la rentabilidad del minado es tan baja que saca del juego a los pools más pequeños y la minería Bitcoin acaba siendo un monopolio?


Argumentos tomados de ElBitcoin.org

Estos argumentos son muy parecidos entre sí y tienen que ver con la minería. Las objeciones al límite del tamaño del bloque tienen que ver con las recompensas por cómputo. Si el tamaño del bloque aumenta, los mineros van a tener que realizar más trabajo para recibir la recompensa por bloque minado (25 BTC). La otra recompensa, basada en las comisiones por transacción sigue siendo tan baja que sigue siendo preferible minar para conseguir un bloque entero. Los mineros van a preferir bloques pequeños. Además se expone la posibilidad de que los bloques sean tan grandes que Bitcoin acabe centralizándose. Esto último de hecho es algo que ya ocurre. Los grandes nodos chinos copan gran parte del mercado.

Sigamos con la historia. En febrero de 2016 una encuesta a usuarios de Bitcoin revelaba que el 90% de ellos querían aumentar el tamaño del bloque hasta por lo menos 2MB. Entonces aparece Bitcoin Classic. Bitcoin Classic, también diseñado por Gavin Andresen, propone aumentar el tamaño de bloque a 2MB. No realiza ningún cambio más sobre Bitcoin Core. El anuncio de este hard fork fue eliminado de Reddit, lo que hizo pensar a muchos que cierta parte del mundo Bitcoin censuraba a Classic.

Classic obtuvo el apoyo de mucha más gente en mucho menos tiempo. Empresas como Coinbase, Bitcoin.com, Xapo, Blockchain.info,... apoyaron Classic desde el principio, algo que evidenciaba el alejamiento de los desarrolladores de Core con parte de la comunidad. Para que Classic se imponga tiene que cumplirse la misma condición que con Bitcoin XT, 75% de la potencia de la red ha de funcionar usando Classic.

BitcoinClassic

Bitcoin Core no ha sido ajena y ha propuesto sus soft forks, pequeñas modificaciones, más conservadoras, que no eliminan la compatibilidad, proponiendo un modelo de "testigos segregados", que no aumenta el tamaño del bloque sino que reduce la información de cada transacción de manera que entran más transacciones en un bloque del mismo tamaño. La postura de Core fue apoyada por OneName, GreenAddress,...

Los testigos segregados han sido criticados ya que según parte de la comunidad solo resolverían el problema a corto plazo. Esta solución no obstante parece ser también del agrado de Classic, que añadiría ambas cosas: testigos segregados y aumento del tamaño de bloque. Este aumento primero sería fijo, subiendo a 2MB, posteriormente se trabajaría según la propuesta de Stephen Pair, CEO de BitPay, en un modelo de crecimiento dinámico. Sin embargo BitPay ya se ha adelantado y actualmente están desarrollando un fork de Bitcoin Core según sus propuestas, esta versión es BitPay Core y es experimental.

La cosa se complica más pues tenemos Bitcoin Unlimited. Se trata de un sistema donde cada nodo especificaría el tamaño de bloque que le gustase. Concretamente empezaría en un 1MB y el tamaño podría verse aumentado según el minero. Este proyecto sin embargo no ha atraído la atención suficiente y aunque sigue en activo, no cuenta con un apoyo suficiente.

Blockstream

Ya en 2015 entra en juego también Blockstream, una compañía dedicada a sidechains o cadenas laterales (una cadena lateral es un producto paralelo pero que toma referencia en Bitcoin, similar a las monedas de distintos países con un patrón oro). Aprovechan la potencia de Bitcoin con otros propósitos. Su producto principal es Liquid. Las transacciones en Liquid no son procesadas por los mineros. Para usar la red lateral Liquid es necesario pagar a Blockstream una cuota mensual. Esto no sería ningún problema si no fuera porque muchos desarrolladores de Bitcoin Core están en nómina de Blockstream. Una parte de la comunidad les acusa de querer centralizar Bitcoin y para ello llevarán Bitcoin al colapso, con el tamaño de bloque sin modificar para que la gente use soluciones mejores, en este caso las de Blockstream. Si la gente se queda sin espacio en la cadena pública deberán pasarse a la cadena de Blockstream, que si tendrá espacio para tus transacciones.

Sidechain

La desconfianza en Blockstream creció cuando firmó contratos con mineros chinos para poder sustentar Core y las cadenas laterales derivadas de él, productos de Blockstream. Estos contratos han hecho sospechar a mucha gente, que empezó a demonizar contra ellos. Estos mensajes han sido borrados sistemáticamente de ciertos foros y subreddits que se creen en control de Blockstream. Así pues Blockstream parece querer controlar Bitcoin junto con la opinión pública.

Algunos afirman que Blockstream no durará mucho, que caerá, que Classic triunfará. Otros afirman que el resto de desarrolladores de Core no dejarán que Blockstream se oponga a la modifiación del tamaño de bloque y que Core evolucionará.

Bitcache

Y ahora... Bitcache. El nuevo proyecto de Kim Dotcom (fundador de Megaupload). Todavía no ha visto la luz pero este proyecto cuenta con la aprobación de BankToTheFuture. Se trataría de un sistema que relacionaría archivos con transacciones Bitcoin y parece ser que resolvería los problemas de escalabilidad. Su salida se ha planeado para enero de 2017. Estaré atento.

Y en los siguientes capítulos

  • Ethereum y la DAO

  • El robo de Bitfinex


Suscríbete por correo electrónico para no perderte los dos episodios que vienen.
La Criptonovela del verano: una historia en tres capítulos (Capítulo 2) - Blog - Adrianistan.eu
[…] En el capítulo anterior vimos los intentos de tomar el control de Bitcoin por parte de Blockstream … Veamos la situación en Ethereum. […]

Añadir comentario

Todos los comentarios están sujetos a moderación